¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de mirar patinetes eléctricos?

Los patinetes eléctricos son un medio de transporte cada vez más frecuente en la actualidad, y no es de extrañar. Uno de los principales motivos es que si vives en un entorno urbano, la movilidad que te permiten los un patinete eléctrico resulta bastante efectiva. Si tu trabajo está a 1 kilómetro de distancia, los patinetes eléctricos son mucho más eficientes que tener un coche, ya que el tráfico, el tener que buscar aparcamiento o la gasolina son factores perjudiciales que te costarán tiempo y dinero a la hora de movilizarte.

¿Qué factores he de observar cuando compras los patinetes eléctricos?

Primero de todo has de tener en cuenta la potencia de los patinetes eléctricos. Los patinetes eléctricos suelen tener una potencia de 36 voltios, lo que te permite circular por lugares que no tengan mucha pendiente a una velocidad decente. Por otro lado te puedes encontrar con patinetes eléctricos con 48 voltios de potencias, cosa que aumenta considerablemente la potencia en comparación al anterior, aunque seguramente la ley acabará prohibiendo los patinetes eléctricos con más de 36 voltios.

La autonomía de los patinetes eléctricos es otro factor a tener en cuenta, ya que es lo que te permite una mayor distancia de recorrido hasta que se agote la batería. Normalmente la autonomía de los patinetes eléctricos se calcula multiplicando sus amperios por 3,5.  Por ejemplo, si multiplicas 5 amperios por 3,5, obtienes unos 17,5 kilómetros de autonomía. Recomendamos que no compres un patinete con menos de 7,8Ah.

A poder ser, es recomendable que se compren unas ruedas que cuenten con una doble suspensión o, por lo menos, unas ruedas con un diámetro de 10 pulgadas. Además la dureza perfecta si vas por el entorno urbano es de 60, ya que este tipo de goma absorbe los baches de mejor forma que unos neumáticos más duros, que son más propensos a romperse a causa de un pinchazo. Por otro lado, tenemos las ruedas tubeless, que son ruedas cubiertas sin cámara, lo que te proporciona la seguridad de no recibir un pinchazo.

El peso recomendable para tu patinete eléctrico es de entre 12 y 15 kilogramos, y que las dimensiones no sean muy grandes, ya que cuanto más pequeño y ligero sea, más fácil será guardarlo y transportarlo para darle un uso más eficiente. Por ejemplo, si tienes coche y quieres ir a un lugar donde cuesta aparcar, un patinete con unas dimensiones más pequeñas te permitirá aparcar el coche en las afueras de la zona a la que desees, donde puedas aparcar de forma gratuita y transportarte hasta tu destino en patinete para así obtener una mayor eficiencia de tiempo y complicaciones.

En el caso de que realmente no sepas dónde o cómo comprar un patinete eléctrico, te adjuntamos el siguiente link donde obtendrás tu patinete eléctrico a un buen precio:

https://www.sabway.es