¿Qué he de saber de las baterías a la hora de comprar un patinete eléctrico?

A la hora de comprar patinete eléctrico, primero de todo, has de tener en cuenta las características de la batería de dicho elemento de transporte. Una batería supone un mayor o menor tiempo de autonomía para tu patinete, y es que este factor es importante dependiendo del tipo de ruta que quieras realizar y el tipo de función que sirva tu patinete eléctrico. Por lo tanto, en este artículo te explicaremos lo principal sobre las baterías para no tener dudas a la hora de comprar un patinete eléctrico. Lo más importante a la hora de escoger una batería es su voltaje, su capacidad y el tipo del que sea, que pueden ser níquel plomo o litio.

¿Qué tipo de batería es más conveniente cuando vas a comprar patinete eléctrico?

Dependiendo de la batería que utilices, te encontrarás con una química o voltaje diferentes. Pero lo que sí que has de tener en cuenta es que no debes cambiar tu batería a tu patinete sin antes observar si los componentes de tu maquinaria son resistentes ante tal carga eléctrica. En el caso de que implementes una batería más potente a los elementos conductores, te encontrarás con la necesidad de comprar un nuevo patinete eléctrico.

Las baterías de plomo son la opción por la que optan los patinetes eléctricos más baratos, pero no por eso han de ser malas. Las ventajas que ofrecen las baterías de plomo son que admiten una carga veloz, mantienen durante un tiempo considerable la carga almacenada y no tienen efecto memoria. Existen 2 tipos, las AGM, que ofrecen una resistencia a la sobrecarga media y el voltaje que utiliza es relativamente alto y la de gel, aunque son más caras que las AGM, tiene una gran resistencia a la sobrecarga y tiene un mayor ciclo de vida.

Por otro lado, nos encontramos con las baterías de Níquel Metal Hidruro (NiMH). Estas baterías son ideales a la hora de comprar un patinete eléctrico ya que fueron una gran revolución para los dispositivos electrónicos portátiles gracias a que son casi la mitad de ligeras que las de plomo y a pesar del paso de los años su coste sigue siendo mayor a éstas. El problema que existe en las baterías de níquel es la alta probabilidad de autodescarga que ofrece, cosa que significa que conforme van pasando las horas sin ser utilizado la batería poco a poco se va desgastando. Los beneficios que aportan las baterías de níquel son su capacidad de resistir la sobrecarga y la admisión de altos rangos de temperaturas a un mismo rendimiento. Mientras que su mayor contra sería su alto efecto memoria, lo que supone que la probabilidad de carga incompleta de batería aumente.

Finalmente nos encontramos con las baterías de litio, que son las baterías ideales a la hora de comprar patinete eléctrico. Estas baterías son las más ligeras del mercado, no tienen efecto memoria, pueden descargarse casi hasta vaciarse sin que sea perjudicial para tu propia batería, ofrecen una mayor longevidad en comparación a las otras, un mayor voltaje y un menor mantenimiento. En resumen, son las baterías que cualquiera querría para su patinete eléctrico.

En el caso de que andes con la duda de dónde comprar un patinete eléctrico, te adjuntamos este link donde podrás comprar un patinete eléctrico con el factor calidad-precio más que tenido en cuenta: https://www.sabway.es