Noruega muestra su descontento con el servicio postventa de Tesla

Noruega es el país donde más se venden, con mucha diferencia, los coches Tesla, ya que, entre los cinco millones de habitantes, existen más de 26.000 coches Tesla censados, estos suelen ser los Model S y los Model X. De esta forma, este país tiene el récord mundial de Tesla vendidos por cápita. Esto ha significado un gran aumento en la venta de coches eléctricos, y actualmente, la cuota del mercado de este tipo de vehículos está en torno al 30 %.

Estas ventas han sido posibles gracias a las medidas tomadas por el gobierno noruego, las cuales incluyen exenciones fiscales, aparcamientos públicos libres de pago y peajes urbanos gratuitos. Por supuesto, esto ha significado un gran aumento en la compra de todo tipo de vehículos eléctricos, tales como Tesla Model S, BMW i3 y Nissan Leaf, entre muchos otros.

Problemática con la demanda de coches Tesla

Al crearse está gran demanda de vehículos Tesla, su servicio postventa se ha visto desbordado y ha dejado a infinidad de compradores noruegos descontentos frente a la marca. La empresa Tesla es muy joven y todavía está buscando la rentabilidad de su negocio, por este motivo, se han creado largas listas de espera para todo tipo de reparaciones de sus vehículos. Los compradores se encuentran con piezas de repuesto que nunca llegan y complicaciones para ser atendidos por el servicio de atención al cliente de la marca.

Dada la situación, la empresa Tesla terminó el pasado año 2017 en el cuarto puesto de la lista de empresas con mayor número de reclamaciones registradas en el Consejo Noruego del Consumidor. Esta cifra se ha repetido en lo que llevamos del año 2018.

Utilizando foros y plataformas de comunicación, los dueños de los vehículos Tesla han intercambiado todo tipo de historias sobre su problemática personal con dicha empresa. Entre las distintas anécdotas, encontramos la de un noruego que viajó hasta Copenhague para reemplazar el brazo de suspensión defectuoso que tenía en su vehículo, el cual estuvo un total de trece meses esperando un cambio de asientos.

Entre toda esta problemática, encontramos al propio Elon Musk, el cual admitió que los noruegos tenían motivos más que suficientes para estar descontentos con su marca. Además, también afirmó que la empresa tenía problemas para ampliar sus talleres y centros de servicio. En contraposición, lanzó un mensaje al gobierno noruego en el que recriminaba su desacuerdo con el lanzamiento de furgones que repararán los vehículos a domicilio.

Estos problemas no son únicamente preocupantes para la marca Tesla ni para Noruega, sino que también puede significar un cambio para aquellos países que empezaban a comprar este tipo de vehículos eléctricos.

Fuente: https://www.xataka.com/automovil/paraiso-coche-electrico-no-esta-contento-tesla