Los patinetes eléctricos como Vehículos de Movilidad Personal(VMP)

El paso del tiempo hace evolucionar factores comunes de la vida que nunca antes nos esperábamos modificar. Y es que la movilidad de vehículos no supone una excepción en este tema. En el pasado nos encontramos con que la normativa situaba a los vehículos a motor en la calzada y los vehículos de inercia humana, como pueden ser unos patines a rueda o la movilidad en bici en la acera.

Pero los tiempos han cambiado y la normativa también se encuentra con la obligación de ser cambiada, más aún cuando nos encontramos con una tendencia revolucionaria como son los patinetes eléctricos, que son considerados VMP, que son Vehículos de Movilidad Personal que no son considerados vehículos a motor, aunque dispongan de uno como es el caso de los patinetes eléctricos.

¿Qué he de saber en relación con los patinetes eléctricos y lo que dice la normativa?

A causa de que la DGT se ha encontrado con la necesidad de regular las normativas de circulación después de la gran adaptación que han tenido los patinetes eléctricos en la circulación vial. Actualmente un VMP está definido como ‘’vehículo capaz de asistir a la movilidad del ser humano en su desplazamiento personal y que por su origen de construcción, pueden estar dotados de motor eléctrico y exceder las características de los ciclos’’. Además, la VMP posiciona dichos vehículos en las categorías A, B, C’, C1 Y C2.

La categoría A junto a la B, son las categorías que nos interesa conocer, ya que los patinetes eléctricos entran dentro de dicha clasificación.

En La categoría A se encuentran los patinetes eléctricos, hoverboards o monociclos con una velocidad máxima que no sea superior a 20 km/h, además han de pesar menos de 25 kilos, y sus medidas no han de ser superiores a 0,6 metros de ancho, 1 metro de largo y 2.1 metros de alto. Además no es obligatorio que lleven timbre o algún dispositivo de frenado.

Mientras tanto, la Categoría B recoge a los patinetes eléctricos o Segway que tengan una velocidad máxima de 30 km/h, una masa máxima de unos 50 kilogramos, y no pueden sobrepasar las medidas de 0.8 metros de ancho, 1.9 metros de largo y 2.1 metros de alto. Estos VMP sí que están obligados a tener un timbre y un sistema de frenado.

Por lo tanto, al ser los VMP considerados vehículos, nos encontramos con la prohibición de poder circular por áreas peatonales sin ser considerados vehículos a motor a causa de que no llegan al requisito mínimo para ser considerados de esta manera.

Para finalizar, queremos recomendarte que pases por el siguiente enlace en el caso que quieras comprarte un patinete eléctrico o sus derivados accesorios: https://www.sabway.es