Consejos y normativa para utilizar el patinete eléctrico para niño

El patinete eléctrico para niño a veces traer consigo ciertas polémicas, porque existen ciertas reticencias y dudas sobre su seguridad. Por ello hoy queremos darte las respuestas que necesitas:

A partir de enero de este mismo año se anunciaron unas nuevas medidas que deben cumplirse en todo el país y que proporcionan cierta homogeneización de las normas en todos los municipios, aunque cada ayuntamiento puede aprobar sus ordenanzas propias.

Según esta nueva normativa, está prohibido circular con patinete eléctrico por las aceras, así como en vías interurbanas, zonas peatonales, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos. El conductor tampoco puede llevar auriculares puestos o utilizar el móvil mientras conduce, ni excederse de los 25 km por hora y solo puede ir ocupado por una persona. En el caso de los menores de edad, serán los padres o tutores legales quién se hagan responsables de sus actos si incumplen dichas normas.

En Sevilla y Madrid la edad mínima para que un niño utilice un patinete eléctrico es de 15 años y en Barcelona, 16. Las ordenanzas exigen que el patinete no supere los 10 km/h si se circula por un carril bici en la acera o un máximo de 25 km/h, en un carril bici en la calzada.

Para un patinete eléctrico para niño o para un adolescente es importante que sea un modelo intuitivo y fácil de conducir y manipular. Tienes la opción de comprar un patinete eléctrico para niño con o sin sillín, dependiendo de las preferencias y existen muchos modelos en el mercado. Es un tipo de vehículo que proporciona autonomía al niño o adolescente y la aporta seguridad y un mayor manejo del equilibrio y de la orientación, entre otras ventajas.

Lo más recomendable es contactar con una empresa especializada en la venta de patinetes eléctricos y que pueda asesorarte y presentarte todos aquellos modelos de patinete eléctrico para niño y adolescentes puedan utilizarlos.